empresas_azul.png
Ë
Directed México By Directed México • julio 17, 2018

Cámaras de Reversa, un abanico de opciones para el transporte

En los últimos años, la tecnología de las cámaras de reversa en los automóviles se ha vuelto muy popular y ya forma parte de la oferta de los automotores particulares nuevos. En algunos países se trabaja para que sean parte de la norma de seguridad de los vehículos, junto con los sistemas de sensores.

No así para el tema de los camiones o transporte de carga en México; si bien su oferta es amplia, es poco conocida por los choferes o dueños de los vehículos, a pesar del impacto que causan los accidentes cuando se hacen maniobras en reversa en pérdidas de vida, heridos y daños materiales a las mercancías y camiones.

Untitled-2

Frecuentemente, en los medios de comunicación encontramos historias como que un camión repartidor bloqueo por varias horas una avenida, luego que el conductor, al manejar de reversa, brincó la guarnición y tiro la mercancía.

Que una unidad de transporte pesado mató una pareja que iba en motocicleta, al ir de reversa en una avenida, sin percatarse de la presencia de las personas o de un tráiler cargado de material haciendo maniobras que pierde el control y se impactó contra una persona, automóvil o edificación.

Un estudio, realizado en Estados Unidos, revela que los sistemas de frenado automático, combinados con cámaras traseras y sensores permiten reducir hasta en 78% el número de choques cuando un automovilista conduce de reversa.

Una cifra similar o mayor se espera con el uso de estas tecnologías en los automotores de carga y pasajeros, pues a mayor dimensión del vehículo y su carga, la visión es menor.

Actualmente, en el mercado se pueden encontrar soluciones desde una cámara, hasta sistemas completos de visión 360 grados con sensores y sistemas de navegación para todo tipo de vehículos: RVs, autobuses, vans de carga, trailers, vehículos de emergencia, vehículos industriales, como excavadoras y dumpers para la agroindustria, construcción o minería.IMG-20180213-WA0008

Las empresas pueden escoger entre soluciones básicas de cámara de reversa y pantalla, de preferencia cumplan con la norma norteamericana FMVSS 111 –aplicable a partir del 1º de mayo de 2018- la cual determina el tamaño de la visibilidad trasera completa, campo de visión, tamaño de la imagen, tiempo de respuesta, durabilidad y tiempo de permanencia para automotores de hasta 4,500 kilos.

Hay versiones inalámbricas, que facilitan la instalación del sistema, que incluso puede trabajar a velocidades de autopista; ofertas con dos cámaras para crecer la visión, kits de conexión rápida y visión de 360º a base de cámaras de ojo de pescado excelentes para facilitar su cambio de carril, vueltas, estacionamiento y tránsito por carreteras estrechas y sistemas de grabación en caso de choque o accidente.

Así como sistemas que integran sensores de respaldo, los cuales lanzan alertas auditivas al conductor sobre peligros potenciales en los puntos ciegos, y otros que incluyen funcionalidades de geolocalización y navegación.

Reduzca riesgos y mejore la seguridad de su personal y su negocio.

¡Quiero una asesoría!